200915

En el ciclo permanente de talleres que se realiza en la Galería de Arte Nacional, tuve la maravillosa oportunidad de ver el de Poesía Experimental con un abrebocas al automatismo psíquico, dictado por el maestro Juan Calzadilla y la joven Vanessa González, quien además es una hábil exponente del género y tiene un libro a puntito de salir del horno. Allá nos mostró algunos de los trabajos que podremos apreciar pronto en él. Me parecieron tan brillantes que estuve buscando algún teaser virtual para compartirlo y que apreciemos también esta forma de poética que está brutal.

http://contraabecedario.com/?p=512

Tropecé sin querer con este vídeo y le doy gracias al prepotente padre por eso Mcklopedia – Los Locos

Un bocadito de Rawayana porque todos lo merecemos:

Rawayana – Quédate Luna

Rawayana versiona Pam Pam original de Wisin y Yandel

Rawayana – No significa (acústica) (…y en pleno teleférico)

La abracé dos veces: la primera para calcular cuánto tiempo había pasado sin ella. La segunda para conservar su olor.

Olía distinto. Siempre solía oler a brisa de playa; o incluso, cuando te sumergías, a hembra en verano. A mí. Ella olía a mí. A que aquella brisa, aquellos aromas playeros me pertenecían con ella.

Pero esta vez era distinto -o distante-. Era su esencia con un deje de olvido, de dolorosa libertad. Todavía me pertenecía, pero ya yo no estaba ahí. Así que la abracé de nuevo; tratando de devolverle mi estampa que alguna vez pensé que sería permanente, tratando de tenerla en mí un poco más tiempo, cada vez menos mía.

No tiene título ni pertenece a ningún proyecto. Sólo lo escribí hace casi un año en medio del guayabo más amargo de mi vida.

Leer: Acción de viajar hasta donde uno se encuentra.

2. Acción y efecto de vivir dos veces.

Andrés Neumann.

La sentencia de muerte más dura para la escritora fue un beso en el punto y final.

-Son sólo horas de sueño acumuladas -le dijo para calmarle, mientras cerraba los ojos para dormir para siempre.

Microcuentos, por Paola Assad.

Otras razones para escribir

(…)

Escribo, escribo, escribo,

escribo para enseñarme todo lo que desconozco

de mí misma,

todo lo que no quiero terminar de conocer.

Escribo, escribo, escribo,

escribo para que el día que no me mires no

quieras marcharte,

para que el día que quieras irte lo hagas sin dudar.

Escribo, escribo, escribo,

escribo porque la música es suficiente y yo soy

persona de excesos

Escribo, escribo, escribo,

para nunca saciar este hambre de todo que

se vacía con nada.

Escribo, escribo, escribo.

No dejo de escribir.

No quiero morir.

(Y es que aquí dentro solo late un pensamiento:

qué será de mí cuando descubra

que las palabras también son mentira).

Solo conmigo. Solo contra mí, por Elvira Sastre.

Casa de ciudad

(…) Siempre he pensado que Caracas es una ciudad donde no puede existir ningún recuerdo. Es una ciudad en permanente demolición que conspira contra cualquier memoria; ese es su goce, su espectáculo, su principal característica. En algún momento de mi vida me he horrorizado ante esta situación; hoy no. Hoy pienso que es una legitimidad, y así como hay pueblos que construyen, hay otros que destruyen. Hay pueblos que tienen en la destrucción un sentido de la vida, como algunos lo encuentran en la construcción. El caraqueño es un pueblo demoledor, no por nada, solo por ser fiel a su propia historia. (…)

José Ignacio Cabrujas

I

AL FIN termino por entender

que yo amo esta ciudad hasta la rabia:

es tierra y abono para la nostalgia.

Benditos constructores que no dejan ni una casa,

amadísimos urbanistas paisajistas

que siempre cambian los bancos de las plazas

(nada conserva su nombre

y lo agradezco de todo corazón),

que nada se acerque a la eternidad

que la ciudad que yo conozco

no la conozcan mis hijos,

que nunca rodemos por la misma calle,

que la nostalgia se construya todas las quincenas.

Casa de ciudad, por Rafael Arráiz Lucca

PD: El epígrafe NO pertenece al poema. Lo puse porque me pareció una coincidencia maravillosa y Cabrujas es el papá de los helados.

120915

Porque todos merecen saber qué es lo que está pasando en Venezuela

http://prodavinci.com/2015/09/11/actualidad/7-claves-sobre-la-sentencia-contra-leopoldo-lopez-monitorprodavinci/

http://prodavinci.com/2015/09/11/actualidad/lea-aqui-la-carta-de-leopoldo-lopez-a-los-venezolanos-emitida-desde-ramo-verde/

http://prodavinci.com/blogs/por-que-esta-preso-leopoldo-lopez-video-por-willy-mckey/

Conozcan a Devendra Banhart, un colega geminiano que la está partiendo con su música:

http://complotmagazine.com/devendra-banhart-cualquier-vaina/

A cierto geniecillo se le ocurrió combinar fútbol con literatura y no está nada mal:

http://complotmagazine.com/el-abecedario-del-futbol/

Una canción que me tripeado muchísimo últimamente:

Confieso – Leonel García Ft. Natalia Lafourcade